Aunque cambies de color, sigues siendo la misma

La literatura peruana está de luto (y el país también)

Christian Reynoso

Publicado: 2021-04-27

“La literatura peruana está de luto”, ha escrito en un tweet el candidato Pedro Castillo ante el apoyo expresado por Mario Vargas Llosa a la candidata Keiko Fujimori, al pedir que voten por ella en la segunda vuelta. Castillo, como profesor que de seguro ha leído a Vargas Llosa, tal vez haya escrito una frase que podría prestarse a los estudios de la crítica literaria. Ciertamente el apoyo mostrado por MVLL ha sido desconcertante, aunque quede en duda qué impacto podría tener en los electores. En seguida, Keiko llamó a agradecer al escritor. Hipocritona.

Más allá de la anécdota, en realidad, el problema es mucho más grave. No es que la literatura peruana esté de luto, sino el Perú entero, con el aumento inacabable e inenarrable ya, del número de muertos por la pandemia, en medio de un escenario en el que la demora de la vacunación y la falta de condiciones hospitalarias nos siguen recordando la fragilidad de nuestro país. En tanto, el gobierno de turno parece inexistente o rezagado ante el panorama electoral, limitado a las conferencias de la PCM que son más de lo mismo.

En ese escenario tampoco tenemos claro cómo el próximo gobernante afrontará la lucha contra el Covid-19. Tema medular que a menudo se pierde. Castillo prácticamente huyendo de la prensa (limeña), abocado a la costa norte del Perú donde tiene resistencia, deslindando de sus relaciones y tratando de representar una esperanza de tono caudillista. Y Keiko, falsamente empoderada, enfrascada en convencernos torpemente de que es la salvadora del peligro del “comunismo”, y con una estrategia y discurso de odio entre labios que no logra ocultar su conocida soberbia.

A esto hay que sumar las multitudinarias campañas electorales que van a contracorriente con las restricciones impuestas por la pandemia. Ni candidatos las respetan ni la policía cumple con su rol. Al final, los “mitin-covid” son igual o peor de nefastos que las “fiestas-covid”. Si hoy vivimos las consecuencias de los excesos de Semana Santa y la primera vuelta en la que, por ejemplo, se mandó al paredón a los adultos mayores al hacerlos asistir a primera hora; en las próximas semanas y meses el país seguirá de luto, lamentablemente.


Escrito por

Christian Reynoso

Escritor y periodista peruano. Autor de las novelas: "La tempestad que te desnuda", "El rumor de las aguas mansas" y "Febrero lujuria".


Publicado en