VacúnateYa!

Hildebrandt: confesiones de un caballo silvestre

Christian Reynoso

Publicado: 2021-10-26

“He llegado a ser un viejo periodista que no le debe nada a nadie, que jamás fue financiado por nadie y que terminará su carrera siendo un caballo silvestre” (p. 227), dice César Hildebrandt (Lima, 1948), en su más reciente libro “Confesiones de un inquisidor. Memorias en diálogo con Rebeca Diz Rey” (Debate, 2021). Una bella metáfora la del caballo aquel, de los que quedan pocos en el mundo, que explica cómo Hildebrandt se siente y se ve a sí mismo. Libre, independiente, salvaje, difícil de capturar, indomable y con un gran campo de visión.

A través de diversas entrevistas, llevadas a cabo entre 2017 y 2020, Diz Rey arranca a Hildebrandt en este libro una serie de confesiones de carácter personal y profesional relacionadas con su larga y accidentada carrera periodística. Pero como el periodismo ha dominado su vida por completo, la línea de frontera que divide ambos espacios se vuelve invisible. Así, tenemos al hombre, al periodista, al personaje, en un solo boomerang que no descansa en medio del vuelo para encontrar (y publicar) la verdad.

El libro también supone un recorrido, en la mirada y opinión de Hildebrandt, por la historia peruana: desde la guerra del Pacífico hasta los diversos gobiernos de turno de mediados del siglo XX a la actualidad, y la época de guerra que se vivió con el terrorismo. Las taras y farsas de los políticos, el rol de los medios y de los periodistas, y cómo y por qué hemos llegado adonde estamos hoy como país. El escepticismo de Hildebrandt puede sonar desalentador, pero al mismo tiempo manifiesta y enciende la indignación. El Perú se repite una y otra vez, y no aprende.

Pero lo que entre líneas permanece en mi lectura es aquella forma de periodismo que Hildebrandt enseña y trae a cuenta cada vez. En principio, la necesidad de que los periodistas sean intelectuales y, como complemento, lo indispensable de que conserven su libertad e independencia, a cualquier costo, así sean despedidos como él mismo en catorce oportunidades. Hildebrandt se ufana entonces de sus lecturas tempranas y de las que superviven hasta hoy, que lo formaron y lo dotaron de una coraza para enfrentarse al mundo. Solo y solitario.


Escrito por

Christian Reynoso

Escritor y periodista peruano. Autor de las novelas: "La tempestad que te desnuda", "El rumor de las aguas mansas" y "Febrero lujuria".


Publicado en