#CómoSalimosDeEsta

Política caníbal

Christian Reynoso

Publicado: 2022-03-15

La segunda aprobación de la moción de vacancia contra el presidente de la República, Pedro Castillo, vuelve a poner al Perú en un escenario incierto, en una suerte de país paralizado, sumido en la incertidumbre y asfixiado por una lucha de poderes. Pues, una vez más, nuestro país se encuentra a merced de los arrebatos de una clase política miserable y caníbal, a la que solo le interesa llenarse los bolsillos y mantener su cuota de poder, sin pensar en los intereses de la ciudadanía, que es para lo que han sido elegidos.

El canibalismo que es el acto o la práctica que ejecuta el ser humano de comer y alimentarse de su propia especie, parece definir muy bien a la clase política peruana. Políticos de todos los niveles que, en los últimos años, en pos de mantener (y mantenerse en) el poder, se comen y destrozan así mismos en medio de una lucha encarnizada, que pretende normalizarse como herencia de la política sucia, corrupta y delincuencial del fujimorismo. De esta manera, una política que se funda en el diálogo y el consenso para los asuntos públicos del país, en el Perú es solo un cuento de hadas.

Los hechos de la vida política peruana de los últimos años muestran el absoluto irrespeto por la democracia, pero además el uso pendenciero de un sistema de leyes que se presta a diversas interpretaciones. Desde Kuczynski, pasando por Vizcarra, Sagasti, y hoy Castillo, el país camina a trompicones, y en lo sustancial no hay mejoras ni atención para los sectores mayoritarios y más necesitados. Por el contrario, con la pandemia los quiebres se han profundizado, y ya nos hemos olvidado de que no contamos con hospitales equipados. Mientras tanto, la clase política sigue canibalizándose, pero del país un rábano.

¿Qué tenemos hoy? Un presidente que, en sus ochos meses de gestión, toma decisiones erradas insistentemente, pero que al mismo tiempo soporta desde el primer día la artillería de una oposición bruta, con guiños clasistas, que nunca se conformó con el resultado de las elecciones. Mientras que, en el nivel local, presidentes regionales y alcaldes sino incapaces, están encarcelados por corrupción. La ciudadanía, por su parte, cansada y asqueada. ¿Dónde ha quedado la reflexión o, mejor dicho, la palabrería de la conmemoración del Bicentenario por un país mejor, si estamos en franco retroceso? ¿Hacia dónde vamos?


Escrito por

Christian Reynoso

Escritor y periodista peruano. Autor de las novelas: "La tempestad que te desnuda", "El rumor de las aguas mansas" y "Febrero lujuria".


Publicado en